Cuidados

GUÍA DE CUIDADOS

Nuestras prendas favoritas forman parte de nuestra historia personal. Con ellas creamos momentos, logros y recuerdos. En ellas nos sentimos cómodas y seguras, cumpliendo un rol importante en la forma en que decidimos enfrentar cada día. Es por eso que merecen de tu atención y cuidado para que puedan seguir acompañándote durante muchos capítulos más.


CUIDADO DE PRENDAS

Pasos recomendados para un lavado perfecto:

1 · Leer atentamente las etiquetas; es importante saber que prendas enviar a tintorería, y cuales puedes lavar en lavarropas o a mano.

2 · Siempre lavar del reves y clasificar las prendas separando blanco y colores claros de oscuros.  

3 · Seleccionar el modo de lavado, teniendo en cuenta según el grupo de prendas la temperatura que admite, el ciclo adecuado según el grado de suciedad y si se pueden centrifugar o no. No llenar demasiado la máquina porque un exceso de carga puede impedir que tus prendas queden totalmente limpias.

4 · Escoger el jabón correspondiente y dosificarlo correctamente, el exceso de detergente, además de perjudicar el medio ambiente, puede no llegar a disolverse y manchar las prendas.

5 · Después del lavado, tender las prendas inmediatamente para evitar el olor a humedad, preferentemente del revés
y a la sombra. Se recomienda colocar las prendas de punto horizontalmente, a la sombra sobre una toalla blanca,
para evitar que el peso del agua cause estiramientos y deformaciones.

6 · Clasificar las prendas según la temperatura de planchado admitida, y comienza por la más baja. Siempre es preferible planchar del revés y con humedad, ya sea con plancha con vaporizador o spray para planchar.


SECRETOS Y CONSEJOS

Lavar las prendas de colores fuertes aparte ya que al decolorar pueden manchar el resto de la colada.

Las temperaturas altas son malas para los tejidos, por lo que recomendamos lavar con agua fría, y no exponer la ropa directamente al sol ni al viento fuerte.

El centrifugado deteriora las prendas.

No experimentar con manchas rebeldes, recomendamos la tintorería. Siempre lavar en seco las prendas forradas y con entretela (la mayoría de los tapados, camperas y chaquetas).

Para tejidos delicados, usar detergentes neutros y no dejar en remojo. Al sacarlos del agua, escurrir con suavidad sin frotar
ni retorcer.

En caso de hacerlo, usar únicamente agua fría y como máximo por una hora. Evitar recipientes de metal.


INFORMACION SEGÚN EL TEJIDO:

Algodón:
Encoge al lavar con agua caliente. Resiste bien la plancha. No dejar en remojo.
Los tintados y estampados deben lavarse separadamente por primera vez ya
que destiñen.

Seda:
No admite altas temperaturas ni centrifugado. Planchar sin vapor y a temperaturas bajas.

Lana:
No admite temperaturas altas. Se deforma
y apelmaza al centrifugar o colgar. Cuidado al guardar, ya que es el tejido preferido
de las polillas, por lo que deberás tratarlo adecuadamente.

Tejidos artificiales (acetato, viscosa, rayón):
No centrifugar.

Tejidos sintéticos (lycra, nylon, poliéster):
Lavar en agua fría o tibia, no toleran las altas temperaturas. Planchar en temperatura baja del revés.